Ivan Plademunt - 'Plademunt, el Restaurante Imaginario'

Ivan Plademunt Bartra nació en Barcelona hace 39 años.

Apasionado por la gastronomía desde pequeño, se considera mucho más que un cocinero. Iván es dueño y Jefe de Cocina de ‘Plademunt, el Restaurante Imaginario’.

Ivan Plademunt

Una vocación en pañales

Desde muy pequeño seguía un libro de cocina de mi abuela, sin saber leer todavía. Con cinco años hice a escondidas mi primera tortilla francesa y ya no paré. Me apasionaba una serie animada de dibujos ‘Petit Chef‘ que me invitaba a soñar en sabores y viajes imposibles. A los dieciséis años ya sabía que no me separaría de una cocina.

Mi restaurante surgió como una idea, antes de cumplir los 20 años. Como a esa edad me faltaba mucho por aprender, comencé a anotar en una libreta todas las cosas que me gustaría llevar a término en mi restaurante, y las que no. Esto lo hice durante 14 años, hasta cumplir los 34. De ahí el nombre: ‘El Restaurante Imaginario’, porque durante muchos años ha crecido en mi imaginario.

En esa época tenía dos destinos en mente: Italia o Madrid, porque quería aprender y mejorar como cocinero. Me decidí por Madrid porque empecé una relación sentimental que me trajo hasta aquí. Después de dos intentos en locales que no me terminaban de convencer, en el 2014 encontré el sitio ideal y puse en marcha mi sueño.

Un restaurante imaginario

Dentro de mi concepto de cocina entra el arte, la historia, la educación, una forma de vivir y entender la vida y las formas de relacionarnos con nuestro entorno, que va más allá de unas paredes y es capaz de extenderse por las calles, plazas y otros centros. Por esta razón, cuando tenemos oportunidad llevamos la actividad del restaurante a Escuelas, Plazas y calles. El mensaje que queremos transmitir es abierto y crece y  se alimenta de la experiencia común.

En un inicio buscábamos ingredientes o conceptos más difusos, pero eso ha ido evolucionando con las necesidades de nuestros clientes. Hemos llegado al punto en el que nos sentimos más cómodos: identificados y motivados con nuestro Mediterráneo, nuestra historia gastronómica que durante más de dos milenios ha ido acogiendo oleadas de nuevas culturas, ingredientes y técnicas.

plademunt

Nuestro pilar fundamental es la elaboración artesanal de nuestras recetas; empezando por el pan, nuestra seña de identidad y por lo que cada vez somos más conocidos y reconocidos.

Tampoco he descuidado la necesidad de dar formación, tanto a niños como a adultos. Considero que el mayor obstáculo a la hora de aprender es la falta de formación, experiencia y gestión, por lo que lo contemplé en nuestro plan desde el inicio.

El Pan artesanal, fundamental en la cocina de Plademunt

Desafíos antes y después del Covid-19

Al principio, el mayor desafío fue llevar a la práctica toda la ilusión, las emociones, las ideas y convertirlas en negocio, porque al fin y al cabo el restaurante es un negocio. Es un proceso duro y largo de aprendizaje, contra viento la mayoría de las veces. Hay que tomar decisiones y arriesgar, pero con conocimiento.

El siguiente desafío es conseguir compartir tu pasión con tus trabajadores e incluso con tus clientes, porque mejoras el concepto abriendo las puertas a su opinión y necesidades. Hay que saber escuchar, observar y formar parte del entorno.

equipo de plademunt
El equipo de Plademunt

Hasta la llegada de la crisis la situación del restaurante era excelente y superando cualquier expectativa de previsión. Ahora que salimos de esta excepcionalidad, nos enfrentamos a nuevos retos con la convicción que esta situación nos llevará a ser mejores y a trabajar con mayor efectividad. Es una oportunidad para modernizar el concepto de gastronomía y restauración.

Gastronomía con solidaridad

La primera semana después de reaccionar al cierre temporal, decidimos buscar de qué manera podríamos ser útiles a la sociedad. Ayudamos al Hospital con donaciones y vaciamos nuestro almacén para la casa de acogida.

Hicimos un llamamiento a la ciudadanía, clientes, proveedores para que nos ayudaran a seguir donando. En tres semanas hemos conseguido donar unos 7000 kg de alimentos a unas 800 personas; mientras seguíamos ayudando a la Casa de Acogida y a CAJE.

plademunt solidaria

Actualmente continuamos ayudando a las asociaciones y haremos una importante donación a Médicos sin Fronteras a través del Hospital. En cuanto al negocio, seguiremos cocinando y formando, adaptándonos a las nuevas circunstancias y buscando oportunidades de crecer y mejorar.

donaciones plademunt

Un consejo para los emprendedores

Aconsejo a los nuevos emprendedores que mantengan un equilibrio entre ilusión y pragmatismo. Y sobre todo, emprender en lo que somos profesionales, especialistas; porque si no la parte de la gestión será su talón de Aquiles.

Ser el primero, ser el mejor o ser el único; o las tres cosas a la vez. Nosotros fuimos el primer restaurante en hacer pan y ser escuela para adultos y niños; y hemos sido los únicos durante tiempo. También hemos sido los mejores, obteniendo el ‘Premio al Negocio de Hostelería más Innovador’ y estando incluidos como mejores panes de Madrid en el concurso nacional de pan.

¿Quieres contarnos tu historia? Escríbenos a creatividad@proyect360.es   ¡Estaremos encantados de compartirla con emprendedores de todo el mundo!