Sandra Ovies - 'Érase un Gourmet'

De madre leonesa y padre asturiano, Sandra Ovies Fernández nació un 22 de octubre en León, aunque desde los dos meses vive en Asturias.

Sandra es Graduada Social y titular de ‘Érase un Gourmet’, una tienda online de productos gourmet.

erase una vez un gourmet

Los inicios

Mi experiencia laboral casi siempre ha estado ligada a mis estudios. Estudié Graduado Social, esto me facilitó dar clases en una academia de derecho de la Seguridad Social y derecho del trabajo durante un breve tiempo. Después, hice prácticas en una asesoría, y durante tres años trabajé en el ayuntamiento de Gijón. 

Como mi contrato era temporal, ya tenía claro cuándo se acabaría y que mi siguiente paso sería abrir mi propio despacho profesional como Graduado Social. Así lo hice el 2004.

El 2016 fue un año que marcó un antes y un después en mi vida. Fue el año en que empieza una transformación tanto interna como externa, y como consecuencia de ello decidí cerrar el despacho y hacer algo totalmente diferente: emprender.

Sandra de Érase un Gourmet
Sandra en la Reunión Anual de Graduados Sociales de Asturias.

Érase una Gourmet que quería emprender

Mi amor por la gastronomía viene de siempre. Me encanta comer, descubrir productos nuevos, me maravilla como la gastronomía incentiva la imaginación y creatividad dando como resultado platos novedosos que son un festín para nuestros sentidos. De hecho, soy socia del Club Español de Alta Gastronomía.

El hecho de conocer en teoría los entresijos legales y administrativos que conlleva poner un negocio, me ayudó a decidirme a seguir adelante. Nunca dudé qué tipo de negocio quería abrir. Es más, no barajé otras posibilidades; me decanté por lo que conocía: la literatura y la gastronomía.

Así surge ‘Érase un Gourmet‘. Aunque la idea original consistía en una tienda online de productos delicatessen, con el tiempo, y gracias a la colaboración de un gran equipo, estamos yendo cada vez más lejos.

Érase un gourmet
Érase un Gourmet
Érase un Gourmet

Por ejemplo, ahora estamos por sacar una línea de productos con la marca ‘Érase un Gourmet’ y Lara Rodríguez; junto a Olivar de Castro, Inma Pineda y Lola Castro.
Lola, Inma y yo también nos hemos embarcado en el proyecto de una plataforma online abierta a proveedores y restaurantes para ofertar sus productos a domicilio. La plataforma se llama de
La cocina a tu casa, es gratuita y solo cobramos un porcentaje por servicio contratado.

Somos conscientes de la situación tan complicada que estamos viviendo por el Covid-19 y como está afectando a la hostelería, así que este será nuestro granito de arena para apoyar al sector.

Por fin siento que estoy en el lugar adecuado. La satisfacción personal es enorme, pero sobre todo las personas tan maravillosas que he conocido y que han enriquecido mi vida.

Además, en el afán de darle más contenido a la web, hemos incorporado un blog. Allí presentamos con más detalle nuevos productos, y compartimos recetas e ideas creativas para darles uso.

érase un gourmet

Letras con una pizca de pimienta

Probablemente, el causante de que yo escriba sea mi padre; él fue quien me inculcó el gusto por la lectura. Recuerdo que de pequeña, cuando salíamos de paseo siempre llegaba a casa con un cuento. Es que antes de volver pasábamos sin falta por una librería. Hasta el día de hoy sigo teniendo la necesidad de perderme en una.

Mi primer libro, ‘El Espejo Azul’,  llevaba guardado en el armario catorce años. Finalmente, me animé a publicarlo el año 2011. Luego vendrían: ‘Sí, quiero’ (2016), y varios relatos que forman parte de las antologías de Generación Subway.

El hombre que inventó la duda’, mi más reciente trabajo, trata del miedo. De cómo éste, si no lo vencemos, nos paraliza y nos termina subyugando. También trata de hacemos entender que hay que dar tiempo al tiempo y tener paciencia, y que por muy mala experiencias que se hayan tenido, hay que dar nuevas oportunidades al amor, tanto hacia nosotros mismos y a lo que nos rodea.

El libro tiene un carácter solidario: el 50% de las ventas es para La Fundación Ramón Grosso, es una entidad sin ánimo de lucro, laica y sin rasgos políticos. La misión de la Fundación en Chad es llevar la educación y formación a los menores, utilizando el deporte como herramienta de motivación, como escuela de valores y motor de integración.

Presentación de El hombre que inventó la duda
Presentación de 'El hombre que inventó la duda'.

Consejos para las emprendedoras

A la hora de emprender hay que tener mucha constancia, así que, por mi experiencia como asesora, puedo decir que en muchas ocasiones el mayor obstáculo somos nosotros mismos.

No voy a decir que para emprender hay que ser de una pasta especial, pero sí que se debe tener una mentalidad diferente.

Además, el ser autónomo en este país es una carrera de obstáculos. Exige una dedicación casi plena, y lidiar con la incomprensión del entorno más cercano respecto a la idea de emprender. Por todo esto, para ser emprendedor hay que tener las ideas muy claras, saber lo que se quiere y los objetivos a conseguir.

¡Es una experiencia que animo a vivir!