Manoli Benito – Begibe

Manoli Benito Torrecilla nació un 27 de febrero en Valencia, hace 47 años.

Se define como una autónoma versátil. Es la Directora Comercial de BEGIBE S.L, empresa especializada en la comercialización de café y un amplio stock de implementos para hostelería.

Manoli Benito

Una mujer resiliente y con agallas

Ingresé al mercado laboral con 19 años, cuando nos mudamos a Guadalajara. Hasta ese entonces, viví en Valencia, mi ciudad natal. Mi primer empleo fue vendiendo seguros de muerte a puerta fría… y no se me dio nada mal.

En el año 1998, con mi marido montamos una empresa de toldos: ‘Toldos Alutex. Yo los cosía y él los instalaba. Fue un riesgo, no sabíamos si funcionaría; además, comencé casi sin saber coser. ¡Fue toda una aventura! Pero echando muchas horas, sin vacaciones y siendo jóvenes, fue saliendo (sonríe). 

Sin embargo, en temporada de invierno los toldos no dan y al principio tuve que pasar por varias empresas de ETT. Afortunadamente, nunca me han faltado ideas. Un invierno compramos una bordadora industrial para tener otra salida. Aunque al final no funcionó, al menos se intentó. ¡Y allí sí que bordábamos todos! (vuelve a sonreír). 

Fue una muy buena experiencia. Yo siempre aprendo muchísimo, sobre todo de las personas que me rodean. Al final, no nos salió tan mal el experimento, pues ‘Toldos Alutex’ sigue funcionando y es de las pocas empresas en las que tenemos costura aún.

Un llamado con aroma a café

BEGIBE nació antes que yo, en el año 1970.  BEGIBE viene de las iniciales de los tres primeros socios: Benito, Giner y Benito; pero al final mi padre se quedó solo a cargo de la empresa. 

Al principio, la empresa se dedicaba al servicio técnico de maquinaria de todo tipo. Es que mi padre, Domingo Benito, fue un pionero para su época. Él puso las primeras máquinas tragaperras  —que eran aquellas tipo de cascada que echabas una moneda y te podían salir más—.

Begibe en sus inicios
Domingo Benito, pionero para su época.

Fui testigo de una época dorada de máquinas de pinball, futbolines, videojuegos, tragaperras que han ido desapareciendo; y, los impuestos también han ido haciendo mella. Mi padre solo se dedicaba trabajar hacía muchísimos kilómetros para atender a los clientes, así que se descuidó la administración y no se llevó como se hubiera tenido que llevar. Además, mi padre sufría mucho de estrés, motivo por el cual nos mudamos a nuestro pueblo actual, de 40 habitantes. Se vendió la parte de la empresa de Valencia y nos quedamos con Guadalajara.

En el año 2002, el distribuidor de las máquinas decide hacer café y nos sumamos al proyecto.  El 2013 se jubila mi padre; y, mi hermano y yo quedamos a cargo de la empresa familiar. Yo no sabía nada de café, pero nos fuimos formando y mi hermano, Pedro Benito, es un excelente técnico en todos los sentidos. El cliente de hostelería requiere, aparte de un buen producto, un buen servicio. 

Él es el corazón de la empresa, sin su tic-tac yo no podría funcionar. 

Benito junto a su hijo
Pedro Benito haciendo café junto a Pedro Benito Jr.

Fue duro coger la empresa familiar después de la crisis, con la hostelería tan apagada y estando la empresa casi herida de muerte. Nos costó dos años ponerla en orden y aún estamos con ella. 

Una marca propia

Me siento orgullosa de ser parte de una empresa que se dedica a vestir la hostelería. Esto significó ampliar el servicio técnico de cafeteras y molinos para, también, llevar café. Trabajamos más de 10 años defendiendo una marca que en su momento nos apoyó muchísimo, pero llegó un momento de independizarnos y por ello decidimos sacar nuestra propia marca de café.

Pensamos que un buen café puede llegar a todo el mundo a un precio justo. El sabor del café puede sorprenderte, con matices a frutas del bosque o chocolate. Es un mundo increíble. Y aunque solo cuesta 1,20€ la taza, realmente lleva muchísimo trabajo.

cafe_begibe_cafe_verde_grano
cafe_begibe_cafe_verde_molido

Afortunadamente, mis clientes admitieron perfectamente este cambio sin apenas notarse en la facturación de la empresa. Eso me indica que vamos por buen camino: aparte de ofrecer un muy buen café, sé que mis clientes creen en nosotros y nos apoyan al máximo.

Por otro lado, también llevamos máquinas de vending porque, aunque cueste 50 cts. el café y la leche no sea fresca, que te lo puedas tomar en un taller o en cualquier sitio es importante para nosotros.

Ahora tenemos muchísimas ideas que nacen y fluyen, inyectadas con salvia nueva: la incorporación de mi sobrino, Pedro Benito Jr., quien ganó en el Campeonato de baristas Aero-Express en Toledo. Con solo 23 años, tiene empuje e ideas a mil.

Begibe - Benito
El equipo de Begibe.

Diversificándose ante los desafíos

Ahora estamos medio parados porque nuestro cliente principal es la hostelería. No sabemos cómo saldremos de la crisis post coronavirus, pero ya nos estamos reinventando con el producto pequeño, que es otra área de la que estamos aprendiendo muchísimas cosas.

Gracias a Dios, hay un cambio importante respecto a culturizar al cliente, y eso poco a poco lo estamos viendo. No sirve de nada que yo diga que mi café está muy bueno; cuando tú lo pruebas, sabes que está bueno. No se necesita ser experto.

Recientemente, hemos sacado unas cajas de regalo para mamás, cumpleaños, detalles a amigo, etc. Y, ¡sorpresa! Nunca habíamos interactuado con el cliente final y les ha encantado. También colgamos una web exclusiva para comunicarnos con ellos y creo que funcionará muy bien, ya que el producto es de buena calidad y a un precio justo. Esa fórmula no puede fallar.

Begibe sestas de regalo

Consejos para las emprendedoras

El mayor obstáculo en cualquier emprendimiento son las personas que no creen en ti o en tu proyecto. Todos aprendemos haciendo y si una cosa no sale pues sale otra; pero no se les puede quitar la ilusión a los emprendedores.

Así que aconsejo trabajo, constancia, y que te guste mucho mucho lo que vas a hacer, porque te faltarán horas del reloj para realizar tu sueño.

Y a quienes trabajan o planean trabajar con la familia, les recomiendo mucha comunicación, siempre. Y estar abiertos a analizar las situaciones desde varios puntos de vista.

Begibe
Begibe

¿Quieres contarnos tu historia? Escríbenos a creatividad@proyect360.es  ¡Estaremos encantados de compartirla con emprendedores de todo el mundo!